Quienes somos


Alonsistas F1 Team es un blog dedicado al piloto Fernando Alonso y a la Formula 1. De ahí, se hizo un grupo en el cuál, se empezó a formar a través de las red social Tuenti con fans de toda España. Todo comienza cuando varios aficionados de la Fórmula Uno empezamos a hablar entre unos y otros y a raíz de ello formamos entre todos ALONSISTAS F1 TEAM. Desde entonces, hemos realizado pancartas, vídeos dedicados a nuestro ídolo y una entrevista en radio por Cadena Ser, en su espacio de motor, formula ser, en 2009. Poco a poco el grupo va creciendo con nuevos seguidores en las redes sociales. Si te quieres unir, o que te patrocinemos, sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros a través del correo alonsistasf1team@gmail.com o por las redes sociales de Facebook y Twitter

15 de octubre de 2012

Una vuelta de tuerca

El alemán Sebastian Vettel logró su tercera victoria consecutiva, cuarta de la temporada. Así, el liderato pasa a sus manos. Fernando Alonso, que lograba el máximo a lo que podía aspirar su Ferrari con una tercera plaza por detrás del otro Red Bull del australiano Mark Webber. Vettel, campeón los dos últimos años, retomaba así un liderato que ya tuvo fugazmente tras la cuarta carrera del año, en Bahrein, y del que Fernando Alonso había disfrutado sin interrupción desde el GP de Europa de Valencia. A mitad de temporada llegó a tener más de 40 puntos de ventaja sobre el alemán, tiene ahora seis de desventaja. Toca remontar y sólo quedan cuatro carreras para dar la vuelta a la situación. Corto periodo de tiempo para batir al Red Bull, pero en manos de Alonso, todo es posible para el Ferrari.

La salida fue apretada. Esta vez, fernando no le pasó nada pero a punto estuvo de costarle otro abandono por que por poco le tocan. Estuvo fantastico. Los que si salieron perjudicados fueron Jenson Button y Nico Rosberg. Webber había logrado la pole por delante de Vettel pero cuando se apagó el semáforo no discutió el liderazgo de su jefe de filas, a quien dejaba el camino libre mientras se precocupaba de taponar a quienes venían por detrás. Una buena manera de pagar la renovación de su contrato. Y quien venía por detrás no era otro que Fernando Alonso. El asturiano, cuarto en la parrilla, parecía haberse quedado sin sitio para atacar pero supo mantener la sangre fría y esperar al contracurveo posterior a la frenada de meta para ganarle la partida a Lewis Hamilton, mientras Felipe Massa hacía otro tanto con Kimi Raikkonen para situarse quinto.

Ahí prácticamente se finiquitó la historia. Vettel puso tierra de por medio mientras Webber se encargaba de guardarle fielmente las espaldas y nada ni nadie fue incapaz de incordiar a los intratables Red Bull. Cada vez que Alonso recortaba algunas décimas al australiano durante un par de giros consecutivos, Webber pegaba un arreón a ritmo de vuelta rápida para dejarle claro que hoy por hoy la diferencia de monturas es abismal.
Alonso intentó estirar su primer juego de neumáticos pero lo único que logró fue llevarse un susto en la salida de la calle de garajes con el mexicano Sergio Pérez. Poco después el McLaren de Hamilton se venía abajo y Massa lograba sus primeros minutos de gloria de la temporada. En la salida había superado a un campeón como Raikkonen y ahora adelantaba a otro como Hamilton.
Estuvo incluso más cerca Felipe Massa de Fernando Alonso que el asturiano de Mark Webber, lo que motivó una clara advertencia al brasileño por parte de los ingenieros de Ferrari por radio. «Estás demasiado cerca, sitúate entre dos y tres segundos», se escuchó con claridad. Y es que desde que se permiten las órdenes de equipo no hay sutilezas que valgan a la hora de dirigir desde «el muro» a los pilotos.
Que Vettel iba a ser el gran rival de Fernando Alonso en la lucha por la corona era algo que se veía venir desde hace tiempo. Más concretamente desde que aprovechando el parón agosteño Adrian Newey ganaba una vez más la partida a los diseñadores de Ferrari y ponía a disposición de sus pilotos ese doble DRS inventado por Sauber pero que en Red Bull han sabido explotar al máximo.
Alonso ha perdido la ventaja, sí, pero Ferrari debe también sacar consecuencias positivas. Por ejemplo, que tras los Red Bull sólo están ellos una vez que McLaren volviera ayer a evidenciar el mal fario que le persigue esta temporada.
Apenas quince días por delante para para ofrecer a Fernando Alonso algo con lo que emprender la remontada. La primera oportunidad para comenzar tal tarea la tendrá dentro de dos semanas en la India.